Cuando dos observadores se cruzan. ¡Basta un instante!

Yo observando

Muchas veces me pregunté el porqué conocemos a una persona u otra y que impacto pueden tener en nuestras vidas. A veces basta un momento y una mirada para determinar muchos de los siguientes sucesos, iniciativas, decisiones, entre varios aspectos que pueden influenciar en nuestro pensar y actuar.

Me imagino un telar, poder crear algo. Todo dependerá del movimiento que das al hilo, del color, grosor y la textura que utilizas, la creatividad y la técnica, todos estos factores habrán podido concluir una pieza, pero la clave es que haya un observador que pueda verla en su totalidad. En la vida habrá muchísimos factores que determine quién somos pero es cierto que dependerá del movimiento que hagamos, de los colores y las texturas que decidamos utilizar, de mucha creatividad y de varias técnicas que vamos adquiriendo al largo del camino, con todo y ello no podemos concluir nuestra aventura sin observadores que puedan vernos en nuestra totalidad.

Me gusta pensar que todas las personas que pasan por nuestra vida son observadores, que en definitiva la vida es singular y la responsabilidad última sobre ella es de uno mismo. Así que soy una observadora nata de todas las personas que conozco, en mayor o menor grado.

Ahora bien, si pienso así… ¿un observador es capaz de determinar la vida del otro? Me decantaría más por el No, pero es cierto que el tejer de la vida es más complejo que el tejer de una pieza, parece ser que todo va entrelazado de una manera que supera la comprensión total del ser humano, podemos pensar que sabemos mucho y que podemos entender el por qué suceden ciertos sucesos en algunas vidas y no en otras, pero la verdad es que estamos lejos de entender cómo funciona el mecanismo.

Sabemos que cuando hacemos un movimiento en nuestra vida generamos cambios, pero muchas veces no podemos determinar exactamente qué cambios pueden suceder. Puedo pensar que un acontecimiento es una cadena del cual genera varios acontecimientos que a su vez influye a todas las vidas que a estos alcanzan pero en ningún caso pienso que pueden determinar quién somos.

Quién somos va más allá de quién nos observa y quien podamos observar, yo diría que estos dos roles son instrumentos que nos ayudan a movernos por la vida, sin ellos no podríamos llegar lejos, pienso que son absolutamente necesarios.

Qué pasa cuando salta una chispa entre dos observadores, o cuando no entiendes que una persona que no tiene ninguna afinidad contigo para a observarte, o mismo cuando te das cuenta que observas a alguien sin ningún motivo aparente. ¿Qué sucede en nuestro ser más intimo?

Sucede cambios, pongas como te pongas nos influenciamos continuamente, muchos de los giros que consideramos más importantes en nuestra vida se realizan en un momento que o bien paramos a observar el otro o nos sentimos observado por el otro, ya sea porque nos gusta o no lo que vemos, o queremos ser una referencia o no al otro. Lo que más me impresiona es que todo este movimiento interno y externo se da de manera inconsciente.

Si todo este ir y venir de vidas entrelazadas se da de manera inconsciente, ¿qué parte de nuestra historia lo hacemos totalmente consciente y de manera voluntaria?

Ahí está la pureza del ser humano, hay algo dentro de uno mismo que se queda intacto, no se deja influenciar y tampoco influencia, está para guiarnos en una vida única, la que elegimos, la que gobernamos y tenemos la responsabilidad de reconocer como propia y hacernos cargo de todo que  nos sucede, algunos llaman alma, otros energía, otros esencia, incluso hay los que consideran que es el Dios que llevamos dentro.

Tal y como vemos crecer la vida física desde su origen con unos mecanismos perfectos de desarrollo, la vida interna compuesta de razón y emoción también tiene unos mecanismos perfectos de desarrollo. La diferencia es que cuando hay una disfunción física probamos de adaptar una pieza nueva que haga la misma función de la dañada, cuando esto ocurre a nivel interno tenemos que volver a este lugar intimo que antes hemos mencionado, desde ahí podemos volver a empezar desde el punto perfecto que somos.

¿Cómo volver a este punto íntimo del origen interno? Los observadores tienen mucho que ver con ello, muchos de ellos nos guían de manera implícita a nuestro lugar más íntimo para poder volver a empezar.

¿Quién nunca conoció a una persona con ideas inspiradoras? Que te haga recogerte, parar en el tiempo, pensar y empezar de nuevo. Esto no significa que no podemos llegar a este rincón solos, sí que podemos, pero habrá que ser consciente que estaremos influenciados de una manera u otra porque somos personas que necesitamos de otras personas, la vida no sigue sola siempre va acompañada.

Os dejo con esta última frase “La vida no sigue sola siempre va acompañada”. Reflexionemos sobre ello, miremos a nuestro alrededor, prestemos atención a nuestros acompañantes y a quién acompañamos. Quizás ahí está la clave para volver a nuestro ser más íntimo y volver a elegir el camino.

2 comentarios sobre “Cuando dos observadores se cruzan. ¡Basta un instante!

  1. A pergunta é: por que viemos a esse ” mundo” só ? Ou melhor, por que partimos dele só? Porém; por que precisamos nascer da união de dois? E ainda mais ; dois: um óvulo e um espermatozóide, natural ou manipulado mas sempre masculino e feminino ! Chega a ser um paradoxo nascer e morrer só , através de dois!! Ou apenas um recado de algo ou alguém superior nos dizendo que temos resposabilidade pelos nossos passos, mas so conseguiremos equilíbrio se nos unirmos! Perdão só devaneios!! Mas parabéns por abordar esse tema!!! Que deixa muito à pensar!!!

  2. Perdão, de qué? Adoro seus devaneios!!!
    Também me faz pensar muito o que você diz, obrigado por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.