Vida, en su concepto más amplio

1postPraia do Alemão, Algarve, Portugal

Cuando uno se plantea que quiere crear un blog para expresar temas profundos y a partir de ellos generar nuevos pensamientos y reflexiones conjuntas, uno piensa, ¡menudo la responsabilidad! Ya que vivimos en un mundo de practicidad continua donde el pensamiento está al borde de convertirse en algo raro, de extraña belleza.

Con todo y ello, sumerjo en esta nueva aventura con el fin de compartir esta experiencia.

En este primer post empezaré hablando de la Vida, algo tan profundo, complejo, misterioso y experiencial…

¿Por qué Vida, en su concepto más amplio?

Porque no me voy a extender en sus diversas definiciones, entre ellas y de manera resumida implica: las capacidades de nacer, crecer, metabolizar, responder a estímulos, reproducirse y morirse.

Visto así parece muy comprensible, pero la Vida va mucho más allá de esta mera definición, es algo que la mayoría de los filósofos de todos los tiempos han pasado sus vidas intentando dar un sentido, muchos de ellos han llegado lejos pudiendo plasmar ideas que hoy en día se han convertido casi en un manual para los curiosos.

Podría citar muchos nombres, incluso recurrir a sus pensamientos para hilar una primera idea de la Vida en su concepto más amplio, pero prefiero parar y pensar.

Quizás empezar por el origen, la ¿pre-historia? o incluso antes de ella. Sé que hay muchos estudios sobre el origen de la vida, pero quiero centrarme en lo que hay del origen en el ahora, en la vida de cada uno y del conjunto como especie.

Parece ser, que en algún momento en la historia, nuestro cráneo se hizo más grande y desarrollamos lo que conocemos ahora como inteligencia, fuimos capaces de desarrollar un lenguaje más amplio, comunicarnos de manera fluida y poder ser partícipes en grandes avances en el planeta que habitamos, y aún así, seguimos sin entender que es la vida, el por qué estamos aquí y para dónde vamos.

¡Creo que la vida es el todo! El antes del origen, el ahora y el futuro, y que cada uno nos movemos desde un punto a otro, aprendiendo de la experiencia de transitar por estos puntos y de alguna manera llevamos impreso este pasar en el tiempo atemporal, siendo cada vez más conscientes que no importa si hay un principio y fin, lo que importa es el movimiento que nos hace crecer.

Son conceptos muy amplios de la vida, quisiera detenerme en uno, la consciencia. Una palabra que lleva en sí misma una gran historia, ¿en qué momento fuimos conscientes de la consciencia hacía el todo? Pienso que es el tipo de cuestión que la respuesta es múltiple, pero yo me quedo con que la conciencia siempre está y siempre estuvo presente en el ser de cada uno, pero en algunos siguen adormecida, en otros despertando y también creo en aquellos que llevan una vida plena de consciencia, he aprendido mucho de ellos.

Desarrollando un poco más la idea de ser consciente en la vida, nos deparamos con el miedo al desconocido, que acaba siendo una sugestión de la mente a mi parecer, ya que sigo pensando que llevamos impreso una consciencia nata de todas las experiencias, así que no hay de que temer.

Otro aspecto que nos frena es reconocer que hemos estado viviendo de una manera incoherente de lo que somos en pura consciencia, es decir, vivimos en una sociedad robotizada y nos hemos convertido en robots. Somos pocos los conscientes de este fenómeno, salir de ello y poder convivir desde fuera de la rueda que nosotros como especie hemos creado es una labor continua. Es el primero paso para abrir los ojos y soñar, creer en los sueños y seguir cada meta, aun que todas las fuerzas de lo ya establecido se impongan para crear barreras, sé que somos capaces de superarlas y vivir una vida libre, consciente, dónde los sueños no son utopías.

La vida es un sueño despierto, soñemos juntos…

“Sueños y metas”, ya sea, en pequeña o gran escala. Crear y escribir en este blog es un sueño que fui dejando de lado, hasta que ya no pude más, y aquí estoy.

Cuando algo nos inquieta, y nos hace plantear cosas y objetivos es porque algo de valor damos, ya sea a esta nueva idea, decir algo a alguien que no pudimos decirlo, conocer algún lugar que nos llama especial atención, entre otras cosas que nos mueven a distintas direcciones. El problema está cuando acumulamos expectativas que no llegamos nunca a realizar por diferentes motivos, el principal motivo es el miedo, impide a estar predispuesto a pasar por situaciones cruciales para conseguir satisfacer estas metas. Me atrevo a decir que todo está en creer de verdad que uno puede hacerlo, caso contrario acaban convirtiéndose en sueños inalcanzables.

Creo que es un buen ejercicio, el pensar… ¿Qué sueños tengo en la vida? ¿Se convertirán en metas? Cuando me refiero a sueños pienso en algo que nos surge desde dentro, algo que tiene que ver con nuestro Ser más profundo, se trata de intuición, que surge de la necesidad que el Ser tiene por crecer.

Otro aspecto importante cuando me planteo esta pregunta, es pensar en el ahora, en este momento actual, en cómo me siento y como vivo el presente. A partir de ahí me pregunto… ¿ahora mismo que sueños me mueven?

Os voy a compartir algunos de mis sueños:

Escribir este blog es un sueño, algo que me motiva y se ha convertido en una meta, ya que considero muy importante poder expresarme y que mis reflexiones puedan dar pie a reflexiones conjuntas.

Recién formada en terapia de grupo y familia, con experiencia en acompañamientos terapéuticos, pretendo organizar grupos, que se impliquen en un proceso vivencial que posibilite crecer individualmente.

¿Menudo título, no?, pues esto mismo quiero, un sueño de dimensiones ostentosas, de mucha responsabilidad, de continuo aprendizaje y que me hace sentir única y especial, poder participar en procesos grupales terapéuticos.

Una meta más, nunca perder la motivación por aprender, cuanto más aprendo más necesito aprender, mi mayor reto es seguir aprendiendo más sobre mí misma, es la única manera de vivir plenamente, tomar responsabilidad de quién soy.

Otra de mis metas es entender mejor todo que esté relacionado con energía interna y externa, la energía que todo mueve, del ser humano y de todas las cosas.

También sueño por descubrir el mundo, viajar, conocer diferentes culturas y aprender de ellas, otro gran sueño que voy realizando a pasos cortos pero sin cesar. Reconozco que dentro de estos pasitos, pude deslumbrar rincones espectaculares y compartir momentos inolvidables con diferentes personas, aún sabiendo que no volveré a verlas, éstas, dejaron huellas que llevaré siempre conmigo.

Estos son algunos de mis sueños, por supuesto que no paramos de crear nuevas ideas y con ellas soñar, porque hace parte de la vida, hace parte del Ser, es algo que nos hace mover. Pero ¡ojo! sí no les tenemos en cuenta, nos pueden paralizar, así que hacer caso a vuestra intuición, seguir soñando y transformar vuestros sueños en metas, y en realidad.

¿Qué concepto tienes de la vida? ¿Te gustaría compartir tus reflexiones? ¿Sueñas despierto y lo conviertes en realidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.